Literatura australiana del siglo XIX

Australia comparte una característica con los países latinoamericanos, el proceso de colonia. Los países que fueron colonia, se vieron fuertemente influenciados por los estados que los gobernaron. Esto se evidencia también en la literatura. Sin embargo, ya para el siglo XIX la literatura Australiana, y en general la de todas las colonias, iba ganando unos trazos de identidad que la hacía autónoma y diferenciable de la inglesa.

Colonia y surgimiento de la literatura australiana

Australia fue una colonia británica de 1788 a 1901. Durante este período los colonos Europeos lentamente empezaron a definirse a si mismos como personas con una identidad nacional distinta. Igualmente esto se veía reflejado en la literatura que ellos producían.

Inicialmente, los escritores australianos tomaban modelos literarios copiados de Europa, especialmente las fuentes británicas.

Esta dependencia cultural también se vio reflejada en otros aspectos de la vida Australiana, por ejemplo a nivel económico e institucional. Durante el siglo XIX este modelo era básicamente el feudal.

El resultado de esto fue la creación de una sociedad divida entre un grupo privilegiado que poseía la tierra. La otra era una clase baja, compuesta por inmigrantes, labriegos y especialmente, convictos (que fueron los primeros colonos de Australia).

En la medida en que los años pasaron, las narrativas presidiarias y colonas aparecieron, principalmente en forma de baladas y sonetos compuestos por poetas principiantes.

Sin embargo estos no dejaban de ser simples copias de los modelos europeos, careciendo de todo tipo de autenticidad. Esto fue una constante hasta mediados del siglo XIX.

Hacia 1850 el poeta Charles Harpur empezó a versificar las cualidades del campo australiano. Mientras que Harpur dominada su voz poética, en el mismo año Henry Kingsley, un inglés hermano del novelista Charles Kingsley, viajó a través del país, para escribir en 1859 The Recollections of Geoffrey Hamlyn, considerada la primer novela con una verdadera identidad australiana.

Tanto la prosa de Kingsley, como los versos de Harpur, probaron que Australia era capaz de ser una fuente de literatura seria y autónoma.

Las siguientes décadas presenciaron el pico de la escritura colonial australiana. Henry Kendall, el sucesor de Harpur como el poeta australiano más destacado. Adam Gordon Lindsay continuaron expandiendo la tradición de verso del país.

¿Te gusta la poesía y la literatura? Ven y conoce todo lo que tiene Australia para ofrecerte, que Quack Study será tu acompañante en todo el proceso.

You may also like

Educación Escolar en Australia
La Educación Escolar en Australia
Lago Hillier
El Lago Hillier en Australia, Misterioso El Lago Rosa
cAMELLO EN AUSTRALIA
Camellos en Australia y el problema de la introducción de especies

editor

Leave a Reply